TravelTur Estudios Turismo ObservaTUR: conclusiones del 12º Informe de Temporada Invierno 2023/24

ObservaTUR: conclusiones del 12º Informe de Temporada Invierno 2023/24

by Rolando
Observatur
5/5 - (1 voto)

• Ninguno de los actores multisegmento que ha intervenido en el 12º Informe ObservaTUR duda de que 2024 será un ejercicio para el optimismo y la esperanza, incluso con periodos intensos de mucho trabajo
• Se piensa asimismo que, en circunstancias de normalidad, la industria del turismo y los viajes continuará siendo el motor de la economía, en términos de creación de riqueza y empleo
• Más allá de las circunstancias que impactan directamente en el negocio, como son las cuestiones geopolíticas o de índole económica, se analiza si se podrá mantener el mismo nivel de crecimiento de los últimos meses o si bien se ralentizará su empuje
• Los signos de este auge son muy diversos; en los últimos seis meses se ha percibido una evolución favorable del sector turístico en España, de las agencias de viaje y de la propia agencia
• Para el próximo semestre, las expectativas que las agencias tienen sobre el turismo crecen; comparando con el año previo a la pandemia, el 64% de las agencias estiman que su facturación será claramente superior en 2023; un 29%, además, planea incrementar su número de empleados
• 2 de cada 10 agencias aproximadamente no aumenta su plantilla por la dificultad para encontrar personal cualificado.
• De cara a la campaña de invierno, se espera una subida en todo tipo de reservas, destacando sobre todo su incremento en el transporte y el alojamiento.
• Las predicciones sobre el gasto en viajes por persona son las más favorables de los últimos dos años (+17 puntos).
• Aunque seguirán triunfando en 2024 los destinos nacionales, habrá un despegue importante de los desplazamientos internacionales
• El informe íntegro está ya disponible en la dirección web de ObservaTUR

El Observatorio Nacional del Turismo Emisor (ObservaTUR) presenta hoy su nuevo Informe de Temporada Invierno 2023/24, duodécimo estudio desde la creación en 2018 de este instrumento de monitorización y análisis, en el que participan firmas líderes de la industria del turismo y los viajes, como Amadeus, AON, Beroni, Carrefour Viajes, IAG7/Airmet, Iberia, ILUNION Hotels, Iryo, MundiPlan, ReiniziaT y la Unión Nacional de Agencias de Viajes (UNAV).

El informe, en su primera parte, recoge los testimonios de los profesionales de las agencias de viajes nacionales en torno a varios apartados (balance año 2023, expectativas de futuro sobre la economía y el sector, previsiones de negocio, hábitos de los viajeros, tendencias…), sistematizados a partir de un cuestionario que ha sido remitido a un marco poblacional de 5.000 agencias.

También, en otro módulo, como es habitual en la edición de invierno, se incluye la opinión de los expertos de ObservaTUR, quienes además de hacer balance del año, ofrecen su visión acerca de su desarrollo, tanto en lo que concierne a su propio ámbito de actividad como al conjunto del sector. Su análisis se completa con asuntos concretos de la actualidad y con su tradicional capítulo de tendencias y previsiones de futuro para el periodo 2023/2024.

Estas son las principales conclusiones del informe:

• Ninguno de los actores multisegmento que ha intervenido en el 12º Informe ObservaTUR duda de que 2024 será un ejercicio para el optimismo y la esperanza, incluso con periodos intensos de trabajo.
• Se piensa asimismo que, en circunstancias de normalidad, la industria del turismo y los viajes continuará siendo el motor de la economía, en términos de creación de riqueza y empleo.
• Más allá de las circunstancias que impactan directamente en el negocio, como son las cuestiones geopolíticas o de índole económica, se analiza si se podrá mantener el mismo nivel de crecimiento de los últimos meses o si bien se ralentizará su empuje.

Los signos de este auge son muy diversos:

• En los últimos seis meses se ha percibido una evolución favorable del sector turístico en España, de las agencias de viaje y de la propia agencia; es más, todos estos aspectos se muestran con resultados muy positivos, más que ninguno de los anteriores semestres analizados.
Para el próximo semestre, las expectativas que las agencias tienen sobre el turismo también crecen; la marcha de la economía española, en cambio, se refleja en las tablas en negativo, aunque mejora respecto al año anterior.
• Comparando con el año previo a la pandemia, el 64% de las agencias estiman que su facturación será claramente superior en 2023.
• Según las proyecciones de las agencias en términos de empleo, las perspectivas para 2024 se mantienen estables para el 54% de estas, y no prevén cambios en la estructura de su plantilla. Un 29%, en cambio, sí planea incrementar su número. Un 17%, además, declara que, aun planteándoselo, piensa que no podrá aumentar sus trabajadores por la dificultad para encontrar personal cualificado.

Campaña de invierno 2023/24

En este contexto, se espera una buena campaña de invierno, como así lo ponen de manifiesto los datos que ofrecen agentes y expertos:

• Las expectativas de las agencias para esta temporada de invierno siguen siendo positivas en el caso de los viajes cortos.
• Se espera una subida en todo tipo de reservas, destacando sobre todo su incremento en el transporte y el alojamiento.
• Las predicciones sobre el gasto en viajes por persona son las más favorables de los últimos dos años (+17 puntos).
• Tanto los viajes nacionales como los internacionales muestran un dato positivo, elevando las previsiones del pasado invierno, con un ascenso más relevante en los destinos nacionales.

  • En el plano nacional, la proyección más optimista se concentra en las reservas de destinos de ‘playa-islas’, y muy cercana a esta alternativa se sitúan los ‘destinos rurales’.
  • Los viajes de ‘ciudad’ siguen siendo los que concentran las mayores expectativas de aumento, seguido de ‘viajes de nieve’ y, en última posición, los destinos a ‘parques temáticos’.
  • En la esfera internacional, todos los destinos confirman el balance positivo alcanzado el pasado año, incrementándose en el caso de ‘capitales europeas’ y ‘circuitos europeos’.
  • Los viajes al Caribe siguen esa misma tónica positiva —como en los últimos dos años— y también presentan igual símbolo que los anteriores.
    Hábitos y comportamientos del viajero

Este clima se traslada, o mejor, es transmitido a las agencias de viajes por los viajeros, cuyas pautas de comportamiento, por otra parte, parecen entrar en una etapa de equilibrio, con oscilaciones mínimas en las rutinas de sus movimientos.

• La opinión de las agencias respecto a la flexibilidad y las política de cancelación se muestra estable.
• El retraso en las reservas aumenta ligeramente respecto a la pasada campaña.
• Los viajeros aseguran que la información del viaje y del destino es suficiente y no precisan más datos antes de tomar una decisión.

En todo caso, en la circunstancia actual, se observa algún cambio de interés:

• El precio cada vez tiene mayor importancia a la hora de decantarse por un destino u otro.
• Hay un significativo aumento del grado de acuerdo que señala que los viajeros buscan destinos más sostenibles.

Retos de futuro & tendencias

En sus reflexiones, por otra parte, los patronos de ObservaTUR plantean una serie de retos pendientes sobre los cuales se habría de avanzar en el año 2024, entre los que citan:

• la mejora de la colaboración público-privada,
• la corrección de la estacionalidad,
• la profundización en la digitalización, o
• la armonización de las relaciones entre los turistas y los locales, como una de las claves del desarrollo sostenible del turismo.

A propósito del futuro de las agencias, es unánime el criterio de que, tras la pandemia, este canal ha reforzado su papel. Es más, se sigue pensando que su trabajo es “vital”. Por varias razones, se dice, entre ellas por su capacidad para la personalización de los viajes, por la seguridad y garantías que proporcionan y por su conocimiento de los clientes y los destinos. En un momento, además, en el que los viajes cada vez resultan más complejos.

Respecto a los servicios de futuro, se advierte una destacada potencialidad en la compra de experiencias y actividades en el destino (en el presente, pero sobre todo de cara a los años venideros), superando incluso a la contratación de seguros (que a día de hoy sigue teniendo un fuerte desarrollo) y al alquiler de vehículos, que consolida su protagonismo tanto en la coyuntura actual como a medio plazo.

La inteligencia artificial (IA) ocupará igualmente un papel preponderante en el futuro. Y no únicamente porque los clientes sean cada vez más tecnológicos, sino por todas las oportunidades que la IA puede llegar a ofrecer como complemento a los rasgos que han caracterizado a los profesionales de las agencias: cercanía, valor humano, garantías, atención 24-7-365, diferenciación…

A propósito de las tendencias que despuntarán en 2024, y aparte del protagonismo que seguirá teniendo la digitalización, el 12º Informe de Temporada ObservaTUR recoge una decena de propuestas.

• En este clima de optimismo, por ejemplo, los expertos de ObservaTUR piensan que habrá un crecimiento de todos los segmentos y subsegmentos, en particular aquellos relacionados con el turismo experiencial, que parece alzarse como la gran baza del nuevo año

De este modo, subirían mucho modalidades tales como el turismo cultural, el deportivo, de salud o el enogastronómico (gracias a las cerca de 300 estrellas Michelin que luce nuestro país) y se ‘cuelan’ entre las opciones de futuro el turismo de pantalla, el turismo azul, el ‘bleisure travel’ y el senior, al que algunos auguran un notable brillo, teniendo en cuenta el tamaño y capacidad del mercado objetivo.

• En la misma línea, y para avanzar en el desarrollo sostenible del turismo, habrá una mayor demanda de diversificación de productos turísticos.
• Es un hecho también que se da prácticamente por restablecido el turismo de negocios y el MICE, con cifras que están ya próximas a las que se daban antes de la pandemia, y, lo mejor, anticipan un año 2024 con calendarios rebosantes de citas y convocatorias, dada la anticipación que requiere este capítulo.
• En el vacacional, subrayar sobre todo la implicación cada vez más directa de los clientes en la confección de los viajes: el cliente será quien marque el diseño de la oferta y obligará a actuar en plazos muy cortos de tiempo para anticipar sus necesidades.

Se anticipan estancias más cortas, pero más repetidas, experiencias en grupos reducidos y la consolidación de la contratación de seguros y servicios cada vez más adaptados a las demandas del mercado.

Más coincidentes son las opiniones en cuanto al tipo de viajes y destinos:

• en su mayoría seguirán siendo nacionales (por precios y proximidad), aunque los desplazamientos por Europa se incrementarán, al igual que lo harán los movimiento internacionales de medio-largo radio, sobre todo algunos puntos de Asia-Pacífico, EE.UU (con Nueva York a la cabeza), Latinoamérica y Caribe.

También te puede interesar