TravelTur Actualidad Las claves para la retención del talento directivo a debate en una jornada organizada por Mujeres en Hospitality

Las claves para la retención del talento directivo a debate en una jornada organizada por Mujeres en Hospitality

by Rocio Agenjo
Mujeres en hospitality
5/5 - (1 voto)

La red profesional Mujeres en Hospitality ha celebrado en Madrid, dentro del ciclo MH Profundiza, la jornada de debate “Guardianes del talento: descifrando los fundamentos para la retención de directivos en la industria hotelera”. El evento, patrocinado por la cadena NH Hotels, reunió a un grupo de destacados directivos de la industria hotelera española para debatir estrategias y compartir experiencias y visión acerca de cómo retener el talento directivo en un mercado laboral en constante evolución.

Tomaron parte en esta edición de MH Profundiza Lucía Méndez-Bonito, CEO España y Portugal, B&B hotels; Jaime Monzón, CEO, Cool Rooms; Pablo Carrington, Partner & Founder de Marugal Distintive Hotel Management; Carolina Balaguer, Director of Human Resources, Hospes Hotels; Rocío Abella Ligues, Partner, Deloitte España; Guzmán Muela, Global Brand Senior Director of Operations, Hard Rock Hotels & Resorts; Mariví Motilva, Regional Operations Director of Center-South Spain and Canary Islands; Regina Santamaría, Executive Associate Manager, Page Group; y Pilar Monzón, Head of Investment and Asset Management, Copernicus Hospitality.

A través de las aportaciones de todos ellos, la jornada de debate buscó respuesta a tres cuestiones esenciales: por qué abandona el talento directivo la empresa, qué puede retenerle y cómo afecta el factor diversidad a la retención de talento.

Claves: sintonía con los valores de la empresa y proyección profesional

La falta de encaje con los valores y la cultura empresarial fue el factor clave identificado que impulsa la renuncia del talento directivo. Lucía Méndez-Bonito, de B&B hotels, apuntó que el 37% de los casos de abandono por parte de directivos tendría esta causa. Para evitarlo y hacerles comprometerse con la empresa es esencial que ésta ofrezca un plan claro y atractivo de carrera profesional que permita al directivo crecer con el proyecto, las personas y los equipos con los que trabaja.

Se hizo también especial mención a la pandemia como catalizadora de transformaciones significativas en el mercado de trabajo que han afectado en especial al ámbito hotelero. Los participantes en la jornada de debate coincidieron en que hemos asistido a un cambio de paradigma donde cobran relevancia las nuevas motivaciones profesionales y aspiraciones de las generaciones más jóvenes que se han incorporado al sector.

Además del compromiso de los directivos con el proyecto, Pablo Carrington, de Marugal Distintive Hotel Management, se refirió a la habilidad de las empresas para evolucionar y ser capaces de ofrecer nuevos desafíos a los directivos que hagan atractivo su trabajo. En su opinión, el peor enemigo de la retención del talento es la “empresa estática”, es decir, aquella que no ofrece retos a sus equipos.

Hubo consenso del grupo en cuanto a la evolución en la forma de trabajar que se viene produciendo. Así, se aseveró que hoy en día la tecnología ayuda a gestionar los negocios de forma menos presencial que en el pasado, aunque la naturaleza de la hotelería siga siendo la de una actividad 24/7, que requiere continuo contacto con el cliente.

El valor del liderazgo

El liderazgo fue otro de los temas abordados en la jornada, puesto en relación con los diferentes tipos de mando que exige un proyecto hotelero propiedad de un fondo de inversión, de un grupo empresarial familiar, de una gran cadena o de un hotel independiente. Los participantes convinieron en que el sector hotelero es grande y maduro, ofreciendo oportunidades de liderazgo con recorridos muy diferentes.

En este sentido, desde la óptica de People and Talent es importante tener en cuenta tanto el salario económico como el emocional. Carolina Balaguer, de Hospes Hotels, y Jaime Monzón, de Cool Rooms, apuntaron la importancia de escuchar y de contratar con transparencia, con un recorrido a futuro, además de la capacidad de adaptación de la propia empresa para sobrevivir.

Igualmente se afirmó la necesidad de que los directivos ejerzan el liderazgo desplegando su libertad en la toma de decisiones y se concluyó que la pasión es el elemento fundamental que les define, independientemente de si inician su carrera desde la vocación o de si aterrizan en el mundo hotelero tras pasar por otros sectores.

Vocación, formación y profesionalidad

Por último, se habló también sobre la formación y la dificultad para encontrar profesionales con la cualificación deseable. Este hecho se vinculó a la falta de prestigio social de la profesión, que no consigue despertar el interés de los jóvenes por construir su futuro en este sector.

La carencia de talento joven y comprometido se señaló como una de las grandes preocupaciones para una industria que es madura y líder y que, a pesar de contribuir de manera considerable al PIB nacional, no termina de impulsar su reputación social entre las nuevas generaciones para captar ese talento vocacional y motivado que le debe permitir llevar adelante la gran transformación en la que está inmerso.

También te puede interesar